Juego

En Ramón y Cajal Abogados disponemos de un equipo conjunto de abogados especializados en materia de juego, tanto en su vertiente legal y regulatoria como desde una perspectiva fiscal, capaz de atender la complejidad de la materia y las necesidades que plantea el sector del juego. Por otra parte, el amplio conocimiento sectorial de la industria del juego nos permite identificar los problemas a los que se enfrentan nuestros clientes y prestarles el soporte legal necesario.

El sector del juego en España ha experimentado en los últimos años considerables cambios, entre otros, como consecuencia del desarrollo de nuevas modalidades de juego en las Comunidades Autónomas y a raíz de la aprobación de la Ley 13/2011 de Regulación del Juego y su normativa de desarrollo, que afectan principalmente a los servicios de juego online. Esto ha conllevado la aparición de nuevos players en el mercado, una oferta de juego más amplia y por supuesto un uso cada vez mayor de las tecnologías de la información. Al tratarse de un sector fuertemente regulado, su actividad plantea diversas cuestiones de índole legal y regulatoria, así como retos en materia tributaria.

Nuestros servicios incluyen, entre otros: asesoramiento legal y regulatorio de forma continuada a los distintos agentes del sector (operadores, fabricantes, plataformas, proveedores de contenido, importadores, distribuidores), ya sea en entornos presenciales como online, resaltando:

  • Asesoramiento en el análisis de aspectos legales y regulatorios relevantes.
  • Obtención de toda clase de títulos habilitantes y el cumplimiento de los requisitos asociados.
  • Asistencia en actividades de publicidad, promoción y patrocinio.
  • Soporte en contratos de juego y tecnológicos.
  • Asesoramiento con respecto a nuevos modelos de negocio de la industria del juego (marcas blancas, afiliados, distribución, etc.) y canales/sistemas de comunicación, tales como smart phones y tablets, televisión interactiva, redes sociales, etc.

Así mismo, ofrecemos asesoramiento en otras materias directamente vinculadas a las anteriores, de entre las que destacan: asesoramiento en operaciones de M&A, soporte continuado en cuestiones regulatorias y de cumplimiento normativo una vez iniciadas las operaciones, protección de datos, prevención del blanqueo de capitales, comercio electrónico, responsabilidad penal de las personas jurídicas, contratación tecnológica e informática o los servicios de la sociedad de la información.

Por otra parte, el asesoramiento fiscal incide en tributación directa e indirecta, abarcando todos los ámbitos -ya sean estatales, autonómicos o internacionales-, incluyendo el asesoramiento en operaciones de restructuración empresarial, así como la asistencia en procesos de gestión e inspección con la Administración estatal y autonómica.